Champions… Gracias a Dios

Mañana regresa la UEFA Champions League, uno de los torneos más emocionantes, competitivos y atractivos del mundo, superado, creo yo, únicamente por el mundial. Empieza con partidos fascinantes, como el Real Madrid-Manchester City, Montpelier-Arsenal, Chelsea-Juventus o Bayern Múnich-Valencia. Sin embargo, a pesar de la gran expectativa que genera este certamen, parece que los favoritos tienden a ser los mismos. Aunque esto es fútbol, nunca se sabe.

Los de siempre son firmes candidatos, como lo son el Real Madrid, el Barcelona, el Bayern Múnich, o el Manchester United. Ahora, hay grandes equipos que no se pueden descartar. Está la Juventus, que regresa a una competición europea después de luchar contra una renovación y problemas de fraude. Va a ser lindo volver a ver a la Juve, le hace bien al torneo y les hace bien a ellos.

Además está el Manchester City, equipo que con los “petrodólares” ha formado una plantilla envidiable, haciendo algo parecido a lo del Real Madrid en cuanto a títulos. Ganó primero la F.A Cup (Copa del Rey para el Madrid) y luego la liga. Ahora le apunta a la Champions, veremos si tienen algo más que dinero. Hasta ahora, parece que sí.

Y finalmente, un par de niveles más abajo están equipos que pueden hacer un buen papel, como el multimillonario PSG, el súper productivo Porto, un incierto Milan, o un Borussia Dortmund que hace rato viene dando de que hablar. Veo más difícil los que en teoría son más fuertes, creo que hará un mejor papel el Borussia y el Porto que el Milan y el PSG.  Al Chelsea no lo considero mucho, difícil que repitan el milagro de la temporada pasada, porque eso fue… Un milagro.

A pesar de todo esto, le pongo una ficha al Arsenal. Si no se enfrentan antes, le apuesto a una final Barcelona-Arsenal. Veremos…

Colombia… Para Volver a Creer

Colombia hizo 6 de 6 en esta séptima y octava jornada de las eliminatorias sudamericanas. Le ganó a dos rivales directos. Uno, el mejor equipo sudamericano de los últimos tiempos, cuarto en el mundial y campeón de la Copa América. Le ganó bien y lo goleó. Y el otro, un rival difícil y de visitante. También le ganó bien y lo goleó. El equipo Nacional queda con 13 puntos en la tabla de posiciones, de los cuales 9 fueron 3 victorias fuera de casa y otros 3 fueron contra el llamado mejor equipo del continente.

Sin embargo, lo más rescatable de estas dos jornadas no son los 6 puntos obtenidos, sino el hecho de que se volvió a confiar en el equipo. Se volvió a creer, se recuperó la esperanza y se recobro el aliento. Claro, los 6 puntos son esenciales, y nos dejan muy bien parados, pero más importante aún es lo que está generando el equipo.

Con estos resultados, la gente se motiva, el público se exalta y la hinchada se emociona. Este tipo de juegos tranquilizan y estremecen. Y es que no somos el Barcelona o a la selección española, aún estamos muy lejos de jugar así, pero lo que si conmueve es la determinación y las ganas con las que se está jugando. Y es que en el deporte, la actitud es más importante que la habilidad, las ganas son más importantes que el talento y la disposición y el talante son más importantes que las aptitudes. Colombia, hoy por hoy tiene ambas, buen juego y buena actitud.

El equipo lo está dejando todo en la cancha, está disputando cada encuentro como si fuera el último y está sudando la camiseta como pocas veces lo ha hecho. Así se ganan los partidos, con esfuerzo, con sacrificio, con hambre y con entrega. Y eso precisamente es lo que enloquece a las personas y las hace más hinchas aún. Hoy todos estamos enloquecidos, todos creemos en Don José e  idolatramos a James y a Falcao. Y es que la verdad, se lo han ganado. Vamos derecho a Brasil 2014, de eso no tengo dudas, pero lo más importante es volver a creer.

Andy… Llegó Tu Hora

Se jugó la final del US Open 2012, la cual nos dejó la primera victoria de Andy Murray en un Gran Slam. Fue un partido durísimo para ambos, tanto por el nivel ofrecido, como por las condiciones climáticas, las cuales hacían un poco lento el partido en algunos tramos. El viento soplaba muy fuerte, algo que facilitaba el juego defensivo de Murray mientras que perjudicaba el de Nole. Sin embargo, el tiempo no fue un impedimento para que estos dos monstruos dieran una verdadera exhibición de tenis, un auténtico espectáculo y una final para recordar.

El primer set fue el más emocionante de todos, jugaron puntos largos, bolas profundas, devolvieron todo y se desgastaron de gran manera. También cometieron varios errores y se quebraron el saque varias veces. Un set muy parejo, que después de casi una hora y media, Murray logró llevarse en el Tie-break. El segundo set arrancó muy diferente. Con un Murray entonado, crecido y con la confianza por las nubes. Logró ponerse 4-0 y saque. Sin embargo, el serbio quebró y luego ganó su servicio, y con el 4-2 en contra agarró más seguridad. Se metió de vuelta en el juego y emparejó el set. Sin embargo, en un final electrizante, el escocés reaccionó y se llevó la segunda manga por 7-5.

A pesar de ir dos sets abajo, Djokovic tenía claro que no había estado lejos y que no se podía salir del partido aún. Todavía no se sentía derrotado y sabía que a Murray le iba costar cerrar el encuentro. Así fue, se entonó de vuelta, vio a un Murray un poco desconcentrado y atacó. Andy se puso nervioso, cometió muchos errores no forzados y falló en los momentos importantes. Fue otro partido completamente distinto, y el tercer y cuarto set fueron calcados. El número dos se los llevó por 6-2 y 6-3, de forma mucho más sencilla que los dos que había ganado anteriormente Murray.

Para el quinto set, se veía a un Djokovic más afinado y metido en el juego, enfrentado a un Murray caído y con la sensación de que se le podía ir un partido que tenía en el bolsillo. Sin embargo, el británico arrancó de manera categórica, dando vuelta a la página y jugándose la vida en ese último set. Quebró el saque del serbio y rápidamente se puso 2-0 arriba. De ahí en más, supo mantener su saque, volver a quebrar y conservar su ventaja. Sería 6-2, y en cuatro horas y 54 minutos se llevaba el título quien desde hoy es el número tres del ranking, relegando a Nadal a un impensado cuarto lugar.

De esta forma, Murray se lleva su primer grande, en un año inolvidable en el que también consiguió el oro en los Juegos Olímpicos de Londres. Ya era tiempo, pues ya había perdido cuatro finales de Gran Slam. Consiguió lo mismo que su entrenador Ivan Lendl, quien también perdió sus primeras cuatro finales en torneos grandes, y la quinta, la vencida, también sería en Nueva York. Andy venía pidiendo pista, venía pidiendo permiso y se venía haciendo campo entre los tres monstruos de arriba. Estaba haciendo una excelente temporada y era cuestión de tiempo para que lograse un torneo importante. Se notó la mano de su nuevo entrenador, su cambio de mentalidad y su manera de juego se volvió un poco más agresiva. En otras palabras, el mismo Murray se dio cuenta que estaba en condiciones de competirle a Nadal, Federer y Djokovic, y en su quinto intento lo consiguió. Es el nuevo campeón del US Open, y cuidado, porque viene por más. Andy… Llego tu momento.

Qué Grande David Ferrer!

Se terminó de disputar hoy la segunda semifinal del US Open 2012 entre David Ferrer y Novak Djokovic. Ayer había empezado el partido, con un juego arrasador del español. Ferrer estaba muy bien parado en la cancha, tirando pelotas profundas, subiendo a la red cuando la jugada lo pedía, corriendo y devolviendo todo lo que Nole le tiraba y aprovechando muy bien las pelotas que el serbio dejaba muy altas. Con un revés cruzado envidiable y una derecha paralela como pocas veces se le ha visto, David dejó el primer set 5-2 a su favor antes de que, por amenaza de una tormenta, suspendieran el encuentro.

David pidió que se jugase un juego más, para así poder cerrar el primer set a su favor, pero el comité organizador consideró que era prudente evacuar el estadio y jugar el partido en otro momento. Fue un poco decepcionante para Ferrer, quien estaba jugando a un nivel muy alto y el hecho de parar y reanudar luego, perjudica de mayor forma a quien viene más entonado.

Regresaron hoy los protagonistas al Arthur Ashe Stadium para terminar el encuentro y definir quien iba a ser el acompañante de Andy Murray en la final. El juego arrancó de la forma esperada, David dándolo todo para cerrar ese primer set que casi le pertenecía y Nole casi que pasando la página y centrándose en el segundo set. Fue tanto así, que el último juego del primer set fue muy corto y se lo llevó Ferrer por 6-2. Sin embargo, Nole arrancó a jugar como no había hecho el día anterior, y le propinó un 6-1 rotundo al español en 36 minutos. El resto del juego se desarrolló de manera similar, y no es que el de Alicante haya jugado mal ni mucho menos, sino que el serbio estaba intratable. Se notó mucho que el hecho de haber suspendido el juego le favoreció al número dos del mundo. El partido se lo terminó llevando Nole por 2-6, 6-1, 6-4, 6-2.

Pero de lo que más quiero hablar hoy no es de la gran victoria de Djokovic, quien defiende el título y juega una final de US Open por tercer año consecutivo, sino más bien del gran trabajo que viene haciendo David Ferrer en los últimos años. Lo que pasa es que es un jugador de bajo perfil, un jugador no muy mediático, y uno que no tiene mucha prensa. Es por esto por lo que no se le reconoce como se le debería. David es un monstruo tanto dentro como fuera del campo, es todo un señor y un caballero. Representa lo que es el deporte en su máxima expresión, nunca da una bola por perdida, respeta a todos sus rivales, y acepta la derrota con la misma humildad con la que acepta sus victorias. Es verdad, no ha ganado ningún Gran Slam, ni siquiera ha llegado a una final de uno de estos, pero no por esto hay que quitarle méritos a esta pared que devuelve todo lo que le tiran.

Lo que pasa es que le tocó jugar en la misma época de Djokovic, Federer y sobre todo, Nadal. Nadal le quita toda la prensa, lo conocen y lo quieren más a él que a David. Bien lo tiene ganado, pero a Ferrer nunca se le ha reconocido como se lo merece. Es un grande, pero nunca ha sido el más grande, y por eso no ha sonado tanto. Pero hay pocos jugadores que jueguen como él, que den tanto espectáculo como el que da él o que estén siempre dispuestos a sonreír como lo hace él. Es por esto que esto es un pequeño homenaje a un grande que merece un poco más de reconocimiento y de admiración… Grande David Ferrer.

Cuartos… Listos

Se cerraron los octavos de final de la UEFA Champions League, la cual dejó alguna que otra sorpresa. Ya había habido algunas, como la eliminación de los Manchester, y esta fase dejó otras. Por ejemplo, un Chelsea de capa caída, con muy malos resultados, quinto en la liga inglesa y fuera de puestos de Champions, con técnico interino y con un resultado de 3-1 en contra, venció a Napoli 4-1 y se clasificó; Además, el modesto Apoel Nicosia logro eliminar por penales al Lyon; Tambien, aunque no es tan sorpresivo por su pésima actualidad, el Inter de Milán se quedó por fuera.

En fin, se decidieron los 8, de los cuales, en mi opinión, solo tienen chance 3: El Barcelona, el Real Madrid, y un poco más abajo, el Bayern Munich. Está claro que, hoy por hoy, los mejores equipos del mundo son los dos españoles, los cuales se alzan con las mayores posibilidades de quedarse con el título. Mientras que el Bayern, tiene un muy buen equipo, con un Robben y un Gómez determinantes y con una base que ya lleva un buen tiempo jugando junta, como lo son Van Buyten, Ribéry, Lahm, Muller, Badstuber, Schweinsteiger y Kroos. Aunque no están al nivel de los dos anteriores, podrían llegar a complicar.

Por otro lado, no veo que equipos un poco más chicos, como el Marsella, el Benfica y sobre todo el Apoel, puedan hacerse un campo en la final. No tienen un plantilla con tanta calidad ni cuentan con un futbol tan vistoso.

Ahora, los otros dos grandes: El Milán y el Chelsea. El primero me parece un equipo común y corriente. Es un buen equipo, pero nada extraordinario ni fuera de lo común. Tiene una gran ventaja y un jugador que hace la diferencia: Zlatan. Es decir, por algo están en cuartos de final y van lideres en la liga italiana, algo deben tener, pero creo que es más que todo por los aportes del sueco. De igual manera es un equipo grande y tiene jugadores experimentados, pero, quitando a Ibrahimovic, el equipo no es nada especial.

Y finalmente, está el Chelsea, un equipo que no viene bien. Es otro grande de Inglaterra, pero últimamente no lo es tanto. Ha bajado mucho su nivel y ha afrontado muchas etapas negativas, como las mencionadas anteriormente. Igualmente, por algo están en esta fase, algún mérito tendrán los 8 equipos, y los partidos hay que jugarlos. Ahora no se gana con nombres, ni con historia, ni con grandeza, y además, hay que esperar qué depara el sorteo, ya que este puedo cambiar los planes de muchos. Sin embargo, todo parece indicar que el titulo se quedará en España.

 

Henry Está de Vuelta

Henry's Back

Pasan los años, y tiempo después de haber salido del Arsenal, Thierry Henry hace un regreso espectacular. Corría el minuto 78 de juego, y el francés llevaba apenas 10 minutos jugados, al haber entrado en el minuto 68 por el marroquí Chamakh. Hizo un movimiento perfecto en la parte delantera, marcándole una clara diagonal a Song, el cual no dudó en darle la bola a la leyenda gunner, que con la tranquilidad y la elegancia que lo caracteriza, mandó el balón al fondo de la red con su tradicional disparo con el borde interno. Es el zapatazo característico de Henry, que demuestra técnica, estilo y claridad. Es el tipo de disparo que el aficionado del equipo londinense estaba extrañando.

No estaba jugando ni Ljungberg, ni Pires, ni Vieira, ni Bergkamp, jugadores que componían, junto a Henry, un equipo delicioso, con una técnica y un estilo de juego envidiable. Ese equipo que ganó la Premier League del 2003 sin perder un solo partido. No, ninguno de esos cracks sigue en el equipo, y hasta hace un tiempo, Henry tampoco estaba. Pero regresó, regresó a casa y se dio el lujo de ‘debutar’ de la mejor manera. Se siente aún miembro del equipo, se lleva bien con todos y conoce su funcionamiento. Es por esto que la afición lo recibió con un “Bienvenido a casa, Thierry”. Y como si nunca se hubiera ido hizo lo que mejor sabe hacer: goles.

Aquel gol lo celebró como si hubiese sido su primero o su último, lo grito con el alma y se toco el escudo en varias oportunidades. Corrió por toda la cancha, admirado tanto por la hinchada como por sus compañeros. Abrazo con gran fuerza a su técnico Wenger y pintó una sonrisa en  todos los hinchas del equipo de Londres, que necesitaban algo así. Fue como un sueño para todos, tanto directivas, como cuerpo técnico, como compañeros e hinchada, pero aún más importante, Henry cumplió su sueño de volver a jugar en el equipo de sus amores. Nuevamente, es como si nunca se hubiera ido.

El hincha lo recibió como la leyenda que es, y él respondió de la misma manera, no en vano tiene una estatua suya al lado del Emirates Stadium.

Rumbo a Brasil 2014, Pt II… Colombia cumplió

Se jugó la segunda fecha de las eliminatorias sudamericanas rumbo a Brasil 2014, primera para  la selección Colombia, que tuvo libre la primera jornada. Colombia empezaba en La Paz su sueño de volver a un campeonato del mundo, al que no va desde Francia 1998. Ya siendo hora de volver a la elite del fútbol mundial, Colombia arrancó con todo lo que tiene. Tenemos con qué clasificar y lo hemos estado demostrando, tanto en la última Copa América como equipo, como cada quien individualmente en sus respectivos clubes. Arrancamos con pie derecho y con las ilusiones por las nubes. No hay que desbordarse, no hay que enloquecerse ni sentirse clasificados pero sí hay que tener presente que el plantel de Leonel está en un muy buen momento.

Reitero, no hay que sentirse en la cima del mundo, no hemos entrado aún. Esto apenas arranca y es un camino largo, un camino de casi 3 años. No por eso vamos a dejar de emocionarnos. No por eso vamos a dejar ilusionarnos. A pesar de que queda mucho camino, se arrancó bien, ganando en una plaza difícil como lo es el Hernando Siles de La Paz. Hay que tener los pies sobre la tierra y saber que todavía no estamos al nivel requerido para participar en una copa del mundo, pero también tener en cuenta que es un proceso, el cual tiene muy buena pinta, y al cual, estoy un 90% seguro, llegaremos.

Colombia jugó con un 4-1-4-1, con Teófilo como único punta, y con las jóvenes promesas James Rodríguez y Dorlan Pabón como extremos. Se arrancó el partido con un poco de nerviosismo y con cautela. Se empezó regulando el físico, para no reventarse más adelante, aunque jugadores como Armero sintieron más la altura que otros. Se jugó de manera organizada y se controló casi todo el primer tiempo. Bolivia tuvo una jugada en la cual le cobraron falta a Marcelo Moreno Martins antes de que cabeceara un balón al arco de Ospina, única jugada en la que el equipo local más o menos se acercó. Aparte de esta acción aislada, Bolivia no hizo mayor cosa.

Por otro lado, Colombia, aunque tuvo un poco menos el balón, generó las opciones más claras del juego. Dorlan Pabón tuvo cuatro opciones claras de gol, dos que se fueron por arriba, otra que le tapó el arquero Vaca y una última que le intento dar a Teo Gutiérrez pero se le quedó corto el balón. Además, la gran figura del juego, James Rodríguez, tuvo una clara en la cual intentó hacerle una vaselina al portero pero le faltó un poco de potencia. James tuvo otra en la que recuperó el balón de manera excelente, y estaba a punto de dársela a Teófilo que estaba solo en el área, pero el árbitro Amarilla le cobró falta. Inexistente. Y una última ocasión de gol fue un disparo de Guarin desde afuera del área, vio al arquero adelantado y se la quiso pasar por arriba de manera fallida.

Esto fue lo que hicieron Bolivia y Colombia respectivamente, una superioridad notable en cuanto a ocasiones de gol. Al segundo tiempo, salieron los mismo 22 protagonistas, y Colombia se puso al frente muy temprano al minuto 48. Una jugada en la que se recuperó el balón en mitad de campo, y Teófilo, en un partido discreto, se ilumino para darle un pase milimétrico a Pabón, quien tenía la chance de desquitarse de las otras opciones falladas. Esta aún más clara que las anteriores. El jugador de Atlético Nacional se perfiló hacia el arco, levantó la cabeza, le amagó al portero y se la pasó por encima. Golazo! El 1-0 llegaba en un buen momento y tocaba ir en búsqueda del segundo lo más pronto posible.

Nuevamente fuimos superiores, pero esta vez por mucho más margen. Bolivia solo intentaba disparos desde fuera del área, de los cuales, la gran mayoría terminaban en las tribunas. Por su lado, Colombia falló otras dos opciones claras de gol, ambas por obra de Teófilo Gutiérrez, y ambas, a pase del crack, James Rodríguez. Pero Colombia no logró cerrar el encuentro y en uno de esos tantos disparos, Bolivia hizo un golazo y empató injustamente el partido.

Con esto, Colombia se llevaba un empate, que aunque era valioso, tenía un sabor amargo, tanto por estar arriba en el marcador como por el hecho de haber sido muy superiores al rival. Sin embargo, después de jugar 92 minutos a 3650 metros sobre el nivel del mar, de haber corrido hasta más no poder, de haber batallado cada balón como si fuera el último, James arrancó en un contragolpe letal, le puso un pase perfecto a Dayro, quien se la dio al jugador más caro de la selección: Falcao García. El jugador del Atlético de Madrid, con una tranquilidad y una serenidad envidiable definió la palo derecho vaca y le dio los primeros tres puntos al equipo nacional en este primer partido de las eliminatorias.

De esta manera, Colombia le pasó por encima a una Bolivia muy pobre. A una Bolivia que, según mi opinión, es el único que no tiene chance alguna de entrar al mundial. Un equipo mezquino, carente de ideas, desorganizado y muy débil. Ni siquiera la altura de La Paz les hace ganar partidos. Es un equipo que podría no hacer más de 10 puntos en todas las eliminatorias y que, fuera de casa, debería perder todos sus partidos. Sin embargo, la altura se siente, y Colombia la sintió, pero Leonel se dio cuenta que este aspecto no era excusa para perder o empatar, ya que por mas altura que hubiera (que era bastante y difícil de soportar), no se estaba jugando contra un equipo difícil. Se jugó mas contra la altura que contra Bolivia, y Colombia logró ganarles a los dos.

Y así arranca Colombia su recorrido, con un james monumental, estrella, crack. Para aquellos que decían que había que llamarlo a la selección de mayores para irlo llevando poco a poco, para que fuera cogiendo forma y experiencia, para todos ellos, este cucuteño demostró que ya está más que maduro y más que listo para grandes retos. Es un jugador que está hecho para grandes cosas, ya ganó una liga argentina con Banfield, ya ganó todo lo que pudo con el Porto, liga portuguesa, copa de Portugal y Europa League. No en vano fue el capitán de la selección Colombia sub-20. En fin, con este jugador vamos a llegar lejos, es un autentico crack!!